Cuando se plantea el tratamiento en el maxilar superior, hay situaciones en las que aún habiendo implantes suficientes para realizar una prótesis fija es preferible optar por una sobredentadura. Normalmente, la decisión de realizar una sobredentadura o una prótesis fija suele enfocarse en función del número de implantes que tengamos a nuestra disposición. Cuando hay cuatro o menos implantes éstos no serán capaces de dar soporte por sí solos a la prótesis y realizaremos una sobredentadura.

Cuando el paciente sea portador de cinco o más implantes de suficiente longitud (más de 10 mm) y bien distribuidos podremos optar por una prótesis fija totalmente implantosoportada. Ahora bien, hay situaciones en las que, a pesar de disponer de un número suficiente de implantes para realizar una prótesis fija, será preferible realizar una sobredentadura.